NOVEDADES – REVISTA E+

Bogotá, 31 de julio de 2014

Ya que el sector está llamado a la generación eléctrica en masa en un futuro no muy lejano, les compartimos el siguiente artículo que se publicó en la revista e+ de ECOPETROL.

 

El gas propano se transforma en kilovatios

 En agosto próximo el campo de producción Castilla, en los Llanos Orientales, autogenerará energía a partir de GLP para la producción de crudo, por primera vez. Así se abre una nueva opción de mercado para este combustible dentro del segmento industrial.

POR TRADICIÓN, el gas licuado del petróleo (GLP) —también conocido como gas propano— ha tenido un uso residencial y comercial, en especial para la cocción de los alimentos. Sin embargo, esa historia puede cambiar por cuenta del nuevo uso que se le podría dar a este combustible.

Se trata de generar energía a partir del GLP para el uso industrial. En Colombia, técnicamente, la generación eléctrica se ha dado a partir de agua, carbón, gas natural e incuso diésel. La idea es que el gas propano sea ahora una nueva fuente a considerar por el mercado.

Todo comenzó con la puesta en marcha de la nueva planta de GLP en Cusiana, que opera desde diciembre de 2011 y que llevó a la empresa a repensar los horizontes del propano. Con ella no solo se aumentó la disponibilidad del producto para generar excedentes, sino que además se impactaron positivamente las reservas de Ecopetrol y se dejó de importar para atender la demanda nacional.

El impulso adicional lo dio un reciente estudio de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), que mostró que el potencial de crecimiento del propano estaba en el segmento industrial.

Tras realizar varios estudios, se concluyó que lo más viable era generar energía eléctrica y que el precio del producto podría ser competitivo frente a otras opciones, como por ejemplo el diésel. Mientras éste tiene un costo de $600 por kilovatio/ hora, el GLP llega a $200 kilovatios/hora, sin contar otros costos como el transporte.

Un nuevo esquema de negocio

Analizadas todas las variables y observando que además la producción se había incrementado, al contar con 7.500 barriles diarios de la nueva planta, adicionales a los 13.300 barriles provenientes de la Refinería de Barrancabermeja, Apiay (en los Llanos) y Campo Dina (en el Huila), Ecopetrol inició una prueba piloto para medir el desempeño real de diferentes tecnologías y confirmar la posibilidad de generar energía eléctrica a partir del GLP.

Así, entre octubre y diciembre de 2013 se desarrolló el piloto en Facatativá —al occidente de Bogotá— con la firma Energía Sostenible, Eficiente e Innovadora S.A. (ESEI). Se utilizaron diferentes tipos de motores y en ellos se monitorearon temas como eficiencia, vibraciones, temperaturas, ruido y análisis de emisiones de gas.

Al final, esto llevó a plantear un esquema enfocado en los usuarios no regulados, bien sea de manera directa o por medio de los mismos clientes distribuidores con los que hoy cuenta este segmento, y también para el autoconsumo en los campos de producción no interconectados, que por lo general usan diésel para generar energía y extraer el crudo.

A un paso de ser realidad

Y justamente ese último caso está a punto de ser una realidad. De hecho, sería la primera vez que se generarían kilovatios con GLP en un campo de producción. Se trata de Castilla, en los Llanos Orientales.

El proceso comenzó en diciembre del año pasado y se espera que a mediados de julio estén montados los equipos necesarios para generar a partir de agosto próximo.

Mediante la firma Soenergy se prevé producir entre 20 y 30 megavatios con GLP procedente de Cusiana, los cuales podrían incrementarse según los planes de desarrollo en el área. Para ello, debe transportarse en carrotanque por más de 300 kilómetros y almacenarlo previamente en enormes balas presurizadas para su utilización.

Este mismo modelo está siendo analizado para el bloque Caño Sur y, si resulta viable económicamente, será una nueva opción para autogenerar energía destinada a la producción de crudo de una manera más limpia.